lunes, 20 de abril de 2009

Egipto

En la región no suele llover desde finales de abril hasta septiembre. Las lluvias comienzan en octubre y continúan durante todo el invierno hasta abril, gracias a lo cual crece una abundante vegetación. El que cesasen las lluvias y se marchitase la vegetación se atribuía al triunfo del dios Mot (dios de la muerte y la aridez) sobre Baal (dios de la lluvia y la fertilidad), lo que obligaba a este último a retirarse a las profundidades de la tierra.
El comienzo de la estación lluviosa indicaba que Baal había despertado a la vida, lo que era posible gracias al triunfo de Anat, su hermana, sobre Mot, permitiendo que su hermano Baal volviese al trono.
©Marta BalbiEste dios aparece en el panteón egipcio a partir de la Dinastía XVIII. Se le identifica con Seth por su aspecto guerrero, aunque también se asocia al cielo y a las tormentas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario