viernes, 27 de marzo de 2009

Los restos de Mohenjo Daro

El investigador británico Lord David William Davenport pasó 12 años estudiando las antiguas escrituras hindúes y la evidencia en el sitio dónde la gran ciudad - Mohenjo Daro- estuvo alguna vez de pie. Publicó sus sorprendentes resultados en un asombroso libro "Destrucción Atómica en el 2000 B.C." (Milán, Italia, 1979).
El paso de un asteroide en caída libre es sumamente veloz y catastrófico. La atmósfera se recalienta y se producen incendios y fuego. En los trabajos arqueológicos efectuados en la ciudad de Mohenjo-Daro se encontraron unos 30 esqueletos (para una población de por lo menos 50.000 habitantes). Todo parece indicar que la muerte les vino muy de prisa, en plena huída. Hasta tres miembros de la misma familia, entre los que se incluye un menor, aparecieron boca abajo cogidos de la mano, otros parecen haber sido también sorprendidos en plena calle no logrando haber encontrado refugio y observándose como parte de sus huesos se consumieron o volatizaron muy rápidamente, yaciendo desde entonces de forma aislada o en pequeños grupos. Y por si fuera poco, al igual que en Harappa, todos estos restos humanos encontrados en las calles de Mohenjo-Daro presentan un alto nivel de radioactividad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario