viernes, 27 de marzo de 2009

El Huerto del Señor

©Marta BalbiLas ciudades siniestradas estaban ubicadas en Palestina, en una parte muy fértil del valle del río Jordán. La Biblia describe el área como "El Huerto del Señor".
Luego de los hechos inexplicables y asombrosos el pueblo se inculpó; al no poder explicar lo sucedido lo atribuyó a sus pecados. Después de esto, el área se convirtió en un desierto desolado.

Fue escrito en la Biblia, Libro del Génesis 18,19: "Dos ángeles llegaron a Sodoma a la caída de la tarde (del día 28 de junio del año 3.123 aC), y Lot estaba sentado a la puerta de la ciudad. Cuando los vio, Lot se levantó para ir a su encuentro y postró su rostro en tierra diciéndoles: "Os ruego, señores, que vengáis a la casa de vuestro siervo y paséis en ella la noche". Al rayar el alba del día 29, a la madrugada, los ángeles apremiaron a Lot, diciéndole: -"Lot, toma a tu mujer y a las dos hijas que tienes, no sea que perezcas por el pecado de la ciudad". Como él vacilaba, los ángeles asieron de las manos a él, a su mujer y a sus dos hijas, por la misericordia de Yavéh hacia él, le hicieron salir, y lo condujeron fuera de la ciudad. Mientras lo sacaban fuera, dijéronle: "Escapa, por tu vida. No mires atrás ni te detengas en toda la llanura si no quieres perecer...". La mujer de Lot miró atrás y se convirtió en estatua de sal; eran las 4:30 am.
Para cuando amaneció Lot llegó a Sóar.
Yavéh había hecho llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego desde los cielos y destruyó estas ciudades y toda la llanura, con todos los habitantes de las ciudades y las plantas del suelo.

Era propio de la época y de la región considerar que las catástrofes eran "castigos divinos", y las asociaban con la ira de Dios. Ante tan apabullante evidencia "Dios" fue visto como imperativo y tiránico, creencia que motivó innumerables conductas históricas de estos pueblos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario