jueves, 26 de marzo de 2009

La inundación bíblica

©Marta BalbiEl Diluvio bíblico se produjo hace 5.131 años. "La tierra se estremeció, sus cimientos temblaron, el sol se oscureció, comenzó a relampaguear y a tronar y una voz ensordecedora rodó a través de colinas y llanos. A pesar de ello, Dios no logró aterrorizar a los malos; entonces hizo que se juntaran las Aguas de Arriba y las de Abajo y destruyeran el mundo". La tierra fue cubierta rápidamente por las aguas: "Y fue el diluvio 40 días sobre la tierra de Canaán" (v. 17). Se trata del Diluvio mesopotámico que se produjo por el tsunami proveniente del golfo Pérsico por la caída de la parte del asteroide que destruyó las ciudades del valle del río Indo.
Las excavaciones practicadas en Ur revelaron que, tras distintos estratos culturales diferenciados por su cerámica y otros elementos, aparece un estrato estéril formado por aluvión fluvial. Se creyó llegar entonces al terreno virgen; sin embargo, como unos tres metros más abajo, volvieron a aparecer nuevas capas reveladoras de existencia de cultura anterior (la del tipo de El Obeid, los primeros constructores de las ciudades estados de Ur, Uruk, Babilonia, Nínive, etc.). Esto indica que una inundación desproporcionada destruyó aquella zona de cultura. Si las aguas alcanzaron una altura de 7 metros, es evidente que en un país llano, como lo es Mesopotamia, la inundación puede haber sido de unos 500 Kms. de largo por unos 160 Kms. de ancho y fue provocada por la doble presencia de un tsunami proveniente del norte del Mar Arábigo, que entró en el Golfo Pérsico, así como por tormentas y lluvias que lo acompañaron. (El paso del asteroide y la flecha con la dirección de aquel tsunami están indicados por las líneas amarillas). Según Woolley, se desbordaron el Tigris y el Eufrates hacia el año 3.200 a.C., lo que cubrió a las ciudades sumerias con lodo y piedras. Sólo unas pocas ciudades situadas a gran altura o protegidas por murallas se salvaron de la destrucción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario