viernes, 27 de marzo de 2009

Inicio de Egipto

Restos humanos de hasta 2.000.000 de años, inducen a los científicos a dar al continente africano la paternidad científica como orígen de la Humanidad.
El Sahara no ha sido siempre el desierto que hoy vemos, sino que además fue solar para que pueblos numerosos desarrollaran formas de civilización que se encuentran entre las más antiguas, por cuanto los condicionantes creados por el viento monzón del Golfo de Guinea, en combinación con el frente frio polar aportaron la humedad necesaria para crear un vergel en el desierto, y ser por muchos años "un territorio poblado y risueño". Cuando finaliza el último período glaciar (denominado Würms en Europa y Wisconsin en América), se producen fuertes lluvias en el África sahariana, lo que da lugar a una exhuberante vegetación desde hace 12.000 años hasta hace unos 8.000 años, con grandes superficies cubiertas con abundantes bosques y variados géneros faunísticos, entre ellos serpientes, leones, caballos, jirafas, elefantes, monos, cebras, rinocerontes, guepardos, leopardos, hienas, avestruces y otros, que hoy se situan en zonas más tropicales del continente. En el Sahara fluían ríos donde vivieron desde milenios cocodrilos e hipopótamos. Hasta hace 7.000 años se vivía y se pescaba en grandes lagos hoy secos.
Los pueblos vivían en el Sahara oriental -denominado Libia en la antigüedad-, prefiriéndolo a las ciénagas del valle del Nilo. Pero esas condiciones paradisíacas poco a poco fueron modificándose, entonces los grupos humanos ya altamente culturalizados fueron asentándose en las riberas del Nilo. Egipto tuvo mejor calidad alimenticia que Mesopotamia y el Próximo Oriente. Su trigo y su sorgo eran más blandos y sabrosos y las manadas de ganado eran muy numerosas.
Para el 5.150 se inicia la unificación de las ya importantes ciudades Estado dándose inicio al Imperio Egipcio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario