jueves, 26 de marzo de 2009

La máquina de matar

©Marta BalbiEl cuerpo celeste no cae en caída libre sino en barrena, girando como un tirabuzón, y despidiendo material por su ecuador; o sea que se producen emisiones laterales que se desplazan a la misma velocidad que el bólido principal. La distancia que alcancen estas emisiones depende de la altura en que se produce el desprendimiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario